Los Ángeles Sparks 81-71 Minnesota Lynx [20-09-2015]

Los Ángeles Sparks: Alana Beard (11), Kristi Toliver (6), Nneka Ogwumike (9), Candace Parker (25), Jantel Lavender –quinteto inicial–, Temeka Johnson y Ana Dabovic (19).

Minnesota Lynx: Seimone Augustus (14), Lindsay Whalen (10), Maya Moore (27), Rebekkah Brunson (4), Sylvia Fowles (10) –quinteto inicial–, Anna Cruz (2), Renee Montgomery, Asjha Jones y Devereaux Peters (4).

Árbitros: Michael Price (39), Maj Forsberg (34) y Billy Smith (35).

Parciales: 24-23, 29-12, 10-20, 18-16.

Incidencias: Partido disputado en el Walter Pyramid de Long Beach (Estado de California), al que asistieron 3.112 espectadores. La duración del choque fue de dos horas y un minuto. 

Crónica: Las Sparks siguen soñando. Y no parece que se hayan cansado de hacerlo. Un sueño que comenzó a finales de julio y que aparentaba que se iba a acabar en esta primera eliminatoria de los play-offs, a los que accedieron tras arrancar la Liga regular con un balance de 0-7. Pero no. Después de firmar un espectacular primer partido en el Target Center de Minneapolis, en el que cayeron por un ajustadísimo 67-65 y en el que Brian Agler usó sólo a siete jugadoras, al igual que ayer, han colocado el 1-1 en el global de la semifinal al sellar un brillante choque en el que lo único que se les puede reprochar a las locales es el parcial del tercer cuarto.

i

Candace Parker fue la MVP de las suyas gracias a un doble-doble (25 puntos y 10 rebotes).//FOTO: ESPN

El duelo arrancó con un intercambio de canastas que se prolongó hasta, prácticamente, el término del primer periodo. Alana Beard inauguraba el electrónico al clavar una suspensión de dos. En el siguiente ataque, la misma Beard cometió una falta sobre Seimone Augustus, que llevó a la guard al 4,60, donde convirtió ambos tiros libres. Poco después, Candace Parker (CP3) anotó su primer triple de la mañana (5-2), que fue replicado con otro de Maya Moore. Kristi Toliver erró un lanzamiento, las Lynx se aprovecharon de ello, y Moore colocó a las suyas por delante gracias a un step back, el clásico tiro en suspensión con un paso hacia atrás. Pero las locales no tardarían en volver a ponerse arriba gracias a un triple logrado por Toliver (10-9). Los golpes se sucedieron y el primer cuarto finalizó con un tanteo ajustadísimo de 24-23 gracias a la suspensión de dos que enchufó Augustus sobre la bocina.

La canasta de Seimone Augustus sobre la bocina.

El segundo periodo arrancó con un tiro libre anotado por Rebekkah Brunson que ponía las tablas en el marcador (24-24). Después llegaron dos tantos obra de Nneka Ogwumike gracias a una penetración a canasta (26-24). Devereaux Peters no encestó un tiro en suspensión, Toliver capturó el rebote en defensa y Parker le sacó dos lanzamientos libres a la misma Peters, los cuales convirtió y pusieron el 28-24 en el electrónico. La racha no hizo otra cosa que aumentar y Ogwumike anotó, de nuevo, una suspensión después de un rebote ofensivo atrapado por Alana Beard. Cheryl Reeve solicitó un tiempo muerto, que de poco sirvió, ya que las Sparks seguían dominando, tanto en defensa como en ataque, lo que supuso que, hasta el cuarto minuto, las Lynx no lograsen su primera canasta en juego (33-27), un triple de Moore. Al descanso se llegaba con un 53-35 y con 18 tantos, 5 rebotes y 4 asistencias de CP3 y con 14 puntos y 2 rechaces de Maya Moore.

El partidazo de Candace Parker.

Tras el paso por los vestuarios, hubo un intercambio de papeles: las Lynx comenzaron a desplegar un buen juego, mientras que las Sparks empezaron a dormirse en ataque y en defensa. En el quinto minuto, el parcial era de 0-9 (53-44), lo que hacía que las visitantes bajasen de la barrera psicológica de los diez tantos. Después del tiempo muerto de Brian Agler, las californianas lograron romper su mala racha anotadora, pero en defensa continuaban muy mermadas. La escuadra de Minneapolis se aprovechó de ello y se colocó a tan sólo cinco puntos (55-50), pero eso fue lo más cerca que estuvo de las de casa ya que estas no tardaron en ponerse las pilas y tras unas buenas acciones volvieron a tener un cómodo colchón de puntos, 61-50, más once. Las de Cheryl Reeve reaccionaron de nuevo y acabaron el tercer periodo a tan sólo ocho tantos (63-55) de las angelinas gracias a una canasta sobre la bocina de Alana Beard.

El último periodo, en el que no hubo un claro dominador, fue un intercambio de canastas en el que el conjunto local no tuvo ninguna ventaja de más de diez tantos. Al final, 81-71 y un tercer partido en el que ambos cuadros tienen opciones para hacerse con un hueco en la final de la Conferencia Oeste y que se disputará en la madrugada del próximo martes, día 22, a las 03.00 (hora peninsular). Esperemos que Anna Cruz, al igual que Marta Xargay, esté en ella.

El partido completo.

Por Mateo Santamarina (uno de los creadores de este proyecto y administrador en Twitter de la cuenta @SStorm_Spain).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *