Seattle Storm 77-81 New York Liberty [21-07-2014]

Seattle Storm: Sue Bird (14), Jewell Loyd (8), Alysha Clark (9), Ramu Tokashiki (14), Crystal Langhorne (13) –quinteto inicial–, Abby Bishop (8), Markeisha Gatling (7), Jenna O’Hea y Angel Goodrich (4).

New York Liberty: Tanisha Wright (12), Epiphanny Prince (10), Swin Cash (6), Tina Charles (30), Carolyn Swords (2) –quinteto inicial–, Kiah Stokes (4), Essence Carson (6), Sugar Rodgers (8), Brittany Boyd (1) y Avery Warley-Talbert (2).

Árbitros: Kurt Walker (18), Amy Bonner (31) y Tim Grenne (46).

Incidencias: Partido disputado en el Key Arena de Seattle (Estado de Washington), al que asistieron 4.978 espectadores. La duración del choque fue de una hora y cuarenta y cinco minutos.

Crónica: Cualquiera que vea, o por lo menos lea en webs dedicadas a este deporte algo de baloncesto masculino, sabrá qué es el Efecto Pumarín. Para los que no estén enterados, lo defino brevemente: es un fenómeno sociológico cuyo epicentro está situado en el Polideportivo Municipal de Pumarín, de ahí el nombre, hogar del Unión Financiera Baloncesto Oviedo que compite en la Adecco LEB Oro. Bien: este milagro consiste en que, por muy mal que vayan las cosas durante el transcurso del partido para el Oviedo, siempre, o en un alto número de ocasiones, remontará gracias, entre otras muchas cosas, a su afición, que lleva en volandas a su equipo.

Anteayer, en el segundo cuarto del choque que disputaron en el Key Arena de Seattle las Storm –ahora quintas clasificadas en el Conferencia Oeste (5-13)– y las Liberty de Nueva York –líder en el Este (11-5)–, pudimos ver una especie de Efecto Pumarín.

El duelo arrancaba con un intercambio de golpes en los primeros dos minutos: 4-4. Pero pronto las visitantes demostraron por qué son el mejor conjunto del Este. Un poco antes de que el encuentro llegase al ecuador del primer periodo ya mandaban por siete tantos (6-13 tras un parcial de 2-9) con unas brutales Tina Charles, anotando seis puntos, y Epiphanny Price, con cinco tantos. La ala-pívot acabó el partido con treinta puntos, mientras que la escolta con tan sólo diez. Las locales buscaron acercarse a las de la Gran Manzana por medio de dos tiros libres logrados por la base Jewell Loyd y un lanzamiento con la firma de Langhorne. Pero a Charles y a Price se unió Sugar Rodgers, que finalizó el duelo con ocho puntos, con un triple. Un abultado 13-26 era el tanteo que reflejaba el electrónico al acabar el primer cuarto.

11694812_10155823048110147_2157711260321330202_n

Crystal Langhorne captura un rebote.// FOTO: Facebook de Seattle Storm.

Cuando sonó la bocina al término de los primeros diez minutos, pensé: con lo bien que se jugaron los últimos dos partidos, que es cierto que no eran muy difíciles, vamos a volver a la racha de recibir palizas. Pero no fue así. Algo cambió. No sé por qué, probablemente, o casi seguro, por el empuje de su hinchada, pero hubo una inmensa transformación.

El periodo comenzó, al igual que el anterior, con un intercambio de canastas. De hecho, transcurridos cuatro minutos, las Storm caían por diez tantos (24-34). Ahí fue precisamente donde todo dio un giro. Tras esa canasta de Langhorne después del pase de Alysha Clark, llegó un tiro errado por Essence Carson, un triple de Abby Bishop (27-34), una pérdida de Price, una suspensión de Sue Bird… En definitiva: una lección de remontada, actitud y baloncesto que supuso que a falta de un minuto y cuarenta y ocho segundos la primera ventaja de las del Estado de Washington (39-38 tras una racha de 12-4). La diferencia aumentó y, con un lanzamiento desde el 6,75 de Clark cuando restaban cuatro segundos, hacía que al descanso Seattle mandase por 45-40.

11737840_10155823048435147_3948457756467364508_n

Las jugadoras de Seattle yéndose a los vestuarios tras finalizar la primera parte.// FOTO: Facebook de Seattle Storm.

En el tercer cuarto, el cuadro de Jenny Boucek no aguantó frente a las mejores del Este debido a su superioridad, y, por eso, pese a conservar esa actitud luchadora hasta el bocinazo final, llegaron a los últimos diez minutos con una ventaja de un punto (58-57).

10562738_10155823048935147_3244551665547988336_o

La entrenadora local Jenny Boucek celebra una canasta.// FOTO: Facebook de Seattle Storm.

En el periodo final, las Liberty contaron con pequeñas rentas, de hasta cinco tantos, que las Storm iban remontando. Las neoyorquinas accedieron a los últimos sesenta segundos con una diferencia de uno (75-76), que se convirtió en una de tres (75-78) a falta de 36 segundos y cinco décimas gracias a una canasta de Tanisha Wright. Ramu Tokashiki acercó a su escuadra con dos lanzamientos desde el 4,60 (77-78). Tras un triple forzadísimo de Clark para poner por delante a las suyas, pero que sólo tocó el canto del tablero, dos tiros libres acertados de Swin Cash firmaron el 77-81 definitivo.

Por Mateo Santamarina (uno de los creadores de este proyecto y administrador en Twitter de la cuenta @SStorm_Spain).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *